Esencia Mediterranea

Todos ellos van integrándose de forma armoniosa en los materiales suaves, naturales, ligeros con los que realizo sus pequeños cuerpos.

Son delicados pececillos que nacieron en Menorca y llevan un poco de toda la belleza y delicadeza de la isla allá donde vosotros queráis.

Invierno Menorca 2020-2021

Está colección nació en Menorca, en el invierno 2020-2021. Se compone, por ahora, de diez peces de diferentes tamaños que juegan en el mar, se tumban, se levantan, nadan, suben, bajan, interactúan entre ellos.

Siempre están relajados, felices, se sienten seguros porque se sienten queridos y admirados por su belleza.Se divierten con las joyas que llevan en sus bolsillos, en sus mochilas y las cuidan y protegen porque saben que pertenecen a personas queridas.

Inspirada en la Naturaleza

Cada pieza se ha inspirado en algún detalle de la naturaleza menorquina, sus incontables tonos de azul en el mar o en el cielo, sus arenas blancas y suaves, sus pequeños brotes en cada una de las maravillosas plantas que durante el invierno o la primavera alcanzan su máximo esplendor
.
Las paredes secas que delimitan las fincas y los caminos, los pájaros que residen en la isla, o aquellos que descansan en su albufera durante su larga migración desde el norte.

Materiales Suaves y Ligeros

Todos estos pequeños detalles han quedado reflejados de un modo u otro en esta colección de peces que, aunque nació durante el periodo de confinamiento que afectó a toda la humanidad durante los años 2020 y 2021, es una colección en crecimiento.
Todos los días, un nuevo detalle de esta pequeña isla inspira un nuevo miembro de la familia, un nuevo amigo.

Todos ellos van integrándose de forma armoniosa en los materiales suaves, naturales, ligeros con los que realizo sus pequeños cuerpos. Maderas pulidas y teñidas a mano, con delicadeza. Cada una es distinta a la anterior, las vetas de la madera, los colores resultantes, la intensidad de sus formas, como lo son las olas, los amaneceres, los atardeceres o la luz proyectada sobre el agua.

Cada pez demanda su propia identidad

Los soportes de bambú, diferentes tamaños, alturas, grosores, formas permiten reproducir el movimiento constante de la naturaleza, especialmente en Menorca, una isla azotada en ocasiones por la tramontana y mecida siempre por una suave brisa que mantiene tus sentidos vivos pues te acerca multitud de olores, te roza la piel y te invita a conectar de forma íntima con lo que te rodea.

Los fieltros, escogidos entre los más delicados, naturales y variados, permiten un trabajo perfecto. Cada pez es distinto, porque cuando los creas se vuelven caprichosos, demandan su propia identidad. Quieren identificarse por tener más o menos líneas que los demás. Quieren que les añadas unos puntos que otros no tienen o se resisten a tener algunos detalles que por su personalidad no encajan.

El resultado siempre es feliz

La creación de cada uno de ellos se convierte en un trabajo conjunto entre mis manos y sus cuerpos, entre lo que yo quiero hacer y lo que ellos permiten que haga. La lucha a veces es dura, pero el resultado siempre es feliz.

Cuando al final los veo nadando sobre sus palitos de bambú comprendo que ellos estaban en lo cierto.

Son ellos también los que me indican qué joyas quieren tener en sus delicados cuerpos y cómo quieren disponerse para lucirlas, me sugieren dónde hacer pequeños orificios para los pendientes, gomitas o botones para colgar collares, pulseras o pendientes largos. El ejemplo más ilustrativo es Baby Ring que desde el principio decidió que le gustaban los anillos y que quería vivir tumbadito en el fondo del mar.

Todos ellos necesitan luz y cuidado

En fin, ahora ha llegado el momento de exponer la colección, de conocer vuestras opiniones y despedirme de aquellos que os llevéis a casa. Espero que los coloqueis en vuestros lugares queridos y frecuentemente visitados, la mesilla, una repisa en el aseo, el alféizar de una ventana, una vitrina bonita. Todos ellos necesitan luz y cuidado. Son delicados pececillos que nacieron en Menorca y llevan un poco de toda la belleza y delicadeza de la isla allá donde vosotros queráis.

Espero que disfrutéis de su compañía.